1. DOCUMENTACIÓN 

Antes de tomar una decisión sobre qué productos vas a crear, debes documentarte bien, visita tiendas de todo tipo para coger ideas, observa qué hay en el mercado, analiza revistas de moda, recurre también a publicaciones extranjeras incluyendo las de decoración, de arte y de viajes, que también te aportarán inspiración.

Haz búsquedas de tendencias y de blogs especializados en moda en varios navegadores de internet, youtube, también ten televisión, cine, exposiciones de pintura y desfiles de grandes firmas de moda.

Organizar la documentación

Ordena y organiza tus archivos tanto de textos como de imágenes e ideas y notas escritas que hayas ido tomando e irás guardando todo lo que veas que te inspire pues no es posible memorizar todo.

Lleva siempre móvil o cámara para fotografiar cualquier detalle que te inspire algo. Por increíble que parezca, un simple botón, un adorno en un abrigo, un tejido especial, una forma determinada de un vestido o una reja de un edificio, una exposición de arte clásico o contemporáneo, cualquier cosa que pueda ser un punto de partida o un detalle que enriquezca tu colección.

Haz carpetas en tu ordenador bien ordenadas clasificadas por temas, por prendas, tejidos, estampados, proveedores, clientes, de manera que cuando te sientes a trabajar puedes poner sobre la mesa todas las ideas para ir centrándote en la creación y desarrollo de producto.

Tendencias

Aunque tengas un estilo muy definido para tu marca, es importante que te fijes en las tendencias del momento. Las tendencias son aquellos estilos o productos concretos que comienzan a verse cada vez más y terminan por están en boga.

Búscalas en revistas, en pasarelas, en las alfombras rojas de los grandes eventos sociales. Búscalas también en los blogs de moda y en las redes sociales, también en las páginas de los cazadores de tendencias o coolhunters e incluso en la calle.

Las ferias

Son el mejor referente y en donde mejor te documentarás. En ellas podrás empaparte de tendencias, descubrirás qué se lleva en cuanto a tejidos, paletas de color, estampados, calidades… precios de cada artículo, etc. esta es la mejor forma de estar al día.

Colores

Cada temporada se prepara una nueva carta de color que designará los nuevos colores que se van a llevar. Estas decisiones se toman dos veces al año en congresos que se celebran en Estados Unidos y Europa, donde trabajan entidades como Marketing Group, Color Association of United States, British Textiles Colour Group y la International Colour Authority.

Analizando cifras de ventas y situaciones de mercado así como los intereses que van surgiendo, hace una interpretación económica, social y cultural, para decidir qué es lo que van a requerir los consumidores con dos años de antelación, se elaboran estas listas, y se transmiten a los productores de tintes para que puedan ir preparando los mismos, así como a las empresas para que elaboren informes detallados al respecto como Promostyl y Trendshop.

La forma más fácil de acceder a estos colores de tendencias, es atender a las novedades de Pantone que, además, tiene una clasificación universal para cada tono.

Elegir colores de tendencia te ayudará a acercarte a los consumidores pero puedes completar estos con otros colores que te gusten y con algunos neutros más combinables.

Por último, algunos diseñadores tienen un color fetiche, que siempre aparece en sus colecciones, es el caso del llamado rojo Valentino.

2. OBJETIVOS

Una vez que te hayas empapado de toda esta información, tienes que ir organizándola para poder, más tarde, concretar todo lo que tienes en tus propios diseños e ideas.

Collage

Para ello trabaja con la idea del collage es decir, un panel, o varios, en los que vayamos organizando todo lo que has visto y te ha ido gustando.

Puedes hacer varios y  organizarlos de diferentes maneras:

  • Tendencias
  • Paletas de color
  • Temporadas
  • Ideas temáticas

3. PANEL DE TRABAJO O MOODBOARD

Después de documentarte a fondo y poner en orden todo lo que has escogido, llega el momento de concretar un poco más, vas a crear tu panel de trabajo, que definirá la colección que vas a desarrollar. En este panel, conocido también como MOODBOARD, deberá concretarse el espíritu de la colección para desarrollarlo, toma un cartón pluma o un corcho y siguie los siguientes pasos:

  1. Escoge una temática para tu colección
  2. Selecciona de entre toda tu documentación tus favoritos en relación a la siguiente clasificación:
    1. Ambientación y temática
    2. Colores
    3. Calidades
    4. Texturas
    5. Siluetas

4. PRIMEROS DISEÑOS Y DOCUMENTOS

Una vez que ya has concretado en tu MOODBOARD la línea que va a seguir tu colección, es hora de desarrollar los primeros diseños.

Puedes escoger diferentes formas de hacerlo. Lo más habitual es hacer bocetos o figurines. Para ello puedes recurrir a revistas de figurines o patrones y recuerda que debes tener en cuenta en todo momento la temática, materiales, calidades y colores escogidos para tu colección.

Una vez tengas claro cuáles de esos diseños deseas incluir, debes pensar en los colores y materiales con los que vas a confeccionarlos.

Para esto debes elaborar una carta de color y una carta de materiales.

5. DOCUMENTACIÓN TÉCNICA

Ahora que tienes una idea mucho más concreta de lo que quieres crear, es el momento de preparar la documentación definitiva: las fichas técnicas de cada producto y el cuadro de la colección

Total Page Visits: 47